Coleccionando mundo

En el CCCB de Barcelona podemos visitar la exposición “Souvenir”, del fotógrafo Martin Parr.

“En Les carabiniers [“Los carabineros”] (1963), de Godard, dos perezosos lumpencampesinos se alistan en el ejército del rey tentados con la promesa de que podrán saquear, violar, matar o hacer lo que se les antoje con el enemigo, y enriquecerse. Pero la maleta del botín que Michel-Ange y Ulysse llevan triunfalmente a sus mujeres, años después, resulta que sólo contiene postales, cientos de postales, de Monumentos, Tiendas, Mamíferos, Maravillas de la Naturaleza, Medios de Transporte, Obras de Arte y otros clasificados tesoros del mundo entero. La broma de Godard parodia con vivacidad el encanto equívoco de la imagen fotográfica. Las fotografías son quizás los objetos más misteriosos que constituyen, y densifican, el ambiente que reconocemos como moderno. Las fotografías son en efecto experiencia capturada y la cámara es el arma ideal de la conciencia en su talante codicioso.”

Con este texto de Susan Sontag (Sobre la fotografía, capítulo “En la caverna de Platón”), y tras haber disfrutado de los autorretratos de Parr en distintos destinos turísticos, se abre ante el visitante una reflexión interesante sobre el coleccionismo y, muy particularmente, sobre el coleccionismo de imágenes en la fotografía de viajes.

Sobre la instalación sólo os comentaré que es muy recomendable visitarla. Si queréis más información antes de acercaros por allí, podéis consultar la propia página de la exposición en la web del CCCB, cotillear algunas de las fotografías de la exposición, o intentar buscar lo que los distintos medios publicaron sobre ella cuando se inauguró.

Visitando la exposición “Souvenir” de Martin Parr en el CCCB

Pero lo más interesante (para mi) es la reflexión sobre el coleccionismo y, muy particularmente, la reflexión sobre los distintos souvenirs de viajes que nos propone la distribución de la exposición, y muy en concreto las secciones: AutoportraitsPostalesClase turista Lo que hay que ver.

Y es que hace ya tiempo que me da la sensación de que actualmente uno viaja a otros lugares más por coleccionar lugares que por viajar en sí (con la dimensión de aprendizaje y vivencia de un auténtico viaje). Al visitar la exposición de Parr he sentido como si alguien hubiera cogido un rotulador fosforescente y hubiera resaltado muchas de las sensaciones que tengo respecto al actual modo de viajar.

“Coleccionar fotografías es coleccionar el mundo” decía Sontag en los 70 y, ahora que el mundo lo tenemos mucho más a mano y mucho más fotografiable, se colecciona mucho más. Mi pregunta es si es coleccionismo por puro placer de coleccionar o si realmente hay una vivencia y una experiencia adquirida durante la formación de esa colección, siendo las imágenes que la conforman un mero mecanismo de recuerdo de esa experiencia. Yo sé mi respuesta, ¿cuál es la tuya?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en exposición y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Coleccionando mundo

  1. Juan Lemos dijo:

    Interesante entrada. Por mi parte, como se que es imposible abarcar todo lo que quisiera cuando viajo, en vez de correr como una especie de poseso de lugar en lugar, procuro centrarme en una zona concreta e irla conociendo poco a poco, para conseguir realmente hacerme con su esencia y sus rincones.
    Vuelvo con menos fotos de las que desearía, pero en ocasiones ha de guardarse la cámara en la bolsa.

  2. Papa Oso dijo:

    Ahora con los medos digitales los recuerdos se pueden obtener de todo el viaje. Recuerdo a un amigo que hizo un viaje pegado a la cámara de vídeo, con el siguiente sufrimiento al regresar pues siempre quería volver a poner la megasuperproducción, en cada cena que quedábamos.

    Actualmente se viaje a “tocar” lugares, a mucha gente no le interesa repetir, porque “ya lo ha visto” y yo me pregunto TODO!!!! (shit little parrot) yo hay zonas de Barcelona que todavía no conozco y este merluzo ya ha visto todo un país como china en 15 días……..

    No se vaija para sentir otra cultura, sino para decir que he estado y si repites una zona estos “viajeros” te preguntan ¿otra vez vuelves a ….? ¿no has estado ya allá? que quieres que les diga, si una zona ya la he visitado volver me implica ver el parque tal de otra manera, más tranquila menos sorpresiva sí, pero más profunda apreciando detalles que en la primera, segunda o tercera visita no has podido captar. las personas que vuelven a repetir su paseo por el parque, las parejas que pasan tranquilos acaramelados, o las formas de los árboles, por ejemplo.

    Nota: Intentaré pasarme por la expo esta semana a ver si puedo repetirla y verla de forma diferente cada vez. 😉

  3. Rosana Pita dijo:

    Muy interesante esta reflexión. Creo que ahora la tendencia es: lugar visitado, foto que documenta el evento, “medalla en el casillero”. Aunque yo disfruto de visitar varias veces un mismo lugar, empaparme y decubrir poco a poco cosas nuevas, como una vieja película que conoces pero aprecias novedades que se te habían pasado.
    Un saludo!!

  4. Yo también sé tú respuesta! Aunque más que la pregunta que planteas, lo que realmente me inquieta es ¿para quién coleccionamos?, ¿para nosotros o para que los demás vean nuestra colección? ¿qué nos motiva realmente? ¿qué pesa más cuando hacemos click?. En el fondo tanto da, porque como gracia principal que otorga ser ser humano, todos, en nuestra infinita individualidad, tenemos razón. La nuestra, claro. :*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s