De buen rollito

He estado dudando sobre esta reflexión, y no porque no tenga dudas acerca de lo que pienso, sino porque dudaba de cómo va a entenderse. Sin embargo hay un hecho claro, que mientras no hablo de ello forma un bloqueo que impide a otras reflexiones salir, así que aquí va.

El otro día charlando, una chica nos contaba una anécdota de sus vacaciones que a algunos/as nos dejó estupefactos. Ella había ido a pasar un mes de vacaciones en un lugar donde se suponía que iban a vivir una experiencia de comunidad, convivencia y armonía. Había numerosas actividades durante el día encaminadas a ello (yoga, meditación, etc…), y un recinto en el que todos se alojaban en tiendas con una cocina comunitaria. Todo muy armónico, muy colectivo. A medida que iba avanzando en el relato de sus vacaciones, y ayudada por alguna pregunta de incredulidad maligna por nuestra parte, nos acabó confesando que vale, no era todo tan idílico, que no era sólo agradecer a la tierra los alimentos con que ibas a alimentarte. La anécdota que ya nos dejó estupefactos/as se refiere a algo tan sencillo como que una persona se acercó a la cocina solicitando vinagre para poder eliminar los piojos que había contraído, a lo cual el responsable de cocina le respondió que el vinagre no estaba para solucionar una necesidad personal sino para la colectividad.

Y digo yo, ¿no sería para bien de la colectividad que la persona en cuestión pudiera eliminar los piojos y evitar así su propagación entre los demás? ¿o es que quizás era un acto egoísta no haber compartido los piojos con el resto de la comunidad? ¿esperaba tal vez el individuo que suministrar a todos y cada uno de los 800 miembros del campamento el vinagre para justificar suministrarlo a una persona en concreto?

Pero en el fondo no me sorprendo. La coherencia es una de las cualidades humanas que, junto con la formación de un criterio propio, es, a mi parecer, más difícil es de adquirir y mantener. Es mucho más sencillo que nos digan qué pensar o qué hacer y que, en función a eso, actuemos en manada de borregos bien adiestrados, ya sea en nombre de los unos o de los otros.

Y ese gregarismo se da también en los rebaños del buen rollo, formado a base de personas que están cansadas del resto de grupos sociales donde hay disputas, desencuentros, desacuerdos, peleas, malos rollos… Pero al final tampoco es oro lo que reluce y resulta que nos hemos ido al otro extremo del péndulo (quizás un extremo más inocuo en apariencia que una guerra, de acuerdo, pero extremo al fin y al cabo).

Una cosa es tomar una decisión consciente de no querer afrontar la vida desde un punto conflictivo y otro muy distinto andar por ahí siendo un alma cándida que a todo dice amén porque de lo contrario quizás estemos creando un conflicto.

Y con esta confusión creo que se está siendo mucho más pernicioso que asumiendo cada cual su responsabilidad y poniendo los límites allá donde haya que ponerlos (desde el respeto, eso por supuesto). Es mucho más saludable decirle a alguien (con respeto) que su actuación no nos parece bien que, en aras al teórico buen rollo, tragar con lo que sea hasta que no podemos más y, o le soltamos un sopapo o lo eliminamos de nuestra vida (porque nos contamina nuestra energía). Si esto es así a nivel individual, no cuesta entender lo fácil que puede resultar para un colectivo que, tras mucho tragar con lo que sea, la colectividad se subleve, no tan de buen rollito como su hasta entonces pacífica existencia podría hacernos pensar.

Tener un criterio claro sobre aquello que aceptamos y aquello que rechazamos no tiene porqué significar un estado de descontento perpetuo, ira, enfado u otros estados en los que a casi nadie nos gusta estar. Significa simplemente asumir que hay ciertas cosas que no quieres en tu vida y mantenerte a una distancia razonable de ellas. En la relación con otras personas puede que no estemos plenamente de acuerdo con todo lo que piensa, dice o hace otra persona y, mostrar que no estamos de acuerdo, no tiene porqué desencadenar un conflicto sino simplemente una definición de aquello que se comparte y lo que no. Y no estar todo el día los unos encima de los otros tampoco es ninguna cosa grave sino más bien saludable que contribuye a crear el necesario contraste y la riqueza de la comunidad.

Así que, de buen rollito, si en algo no estamos de acuerdo no pasa nada. Quizás contrastando opiniones veamos matices que antes no hemos visto, aprendamos de puntos de vista que no habíamos considerado, o nos reafirmamos en nuestras opiniones. Pero en cualquier caso saber en qué no estamos de acuerdo nos sirve para poder disfrutar mejor de todos los momentos en que sí lo estamos.

Nota: si no lo conocéis, os recomiendo una visita por el sitio del Juez de Menores Emilio Calatayud, un hombre sorprendente por la claridad de sus ideas y la convicción con que las formula. Allí podréis encontrar el Decálogo para formar un delincuente, un documento que debería ser lectura obligada a todos los padres, y recomendada para todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en reflexión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De buen rollito

  1. JulioR2 dijo:

    Me he imaginado la escena y no he podido evitar una sonrisa. Pero más allá de lo tristemente cómico de la anécdota, reconozco que tiene mucho sentido lo que dices. Comparto tu opinión.
    Del juez de menores… bueno, si realmente lleva a cabo lo que expresa en sus charlas (que tiene todos los números de ser así), este hombre debería estar impartiendo conferencias a toda la cúpula política del país, sea del tinte que sea.

    En fin, un placer leer tus reflexiones, que veo que son de tanta calidad como tus fotografias. Ya tienes un seguidor más 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s